Conoce el pueblo

facebook

BREVE HISTORIA DE UN PUEBLO SINGULAR

LOZOYA, proviene de Loza, oza, osa, que significa “pastizal” en la forma dialectal del vasco de Guipúzcoa.

Los primeros pobladores del valle están datados, según los yacimientos arqueológicos, hace unos 100.000 años.

Muchos siglos después serían los Arévacos los que poblaron estos Montes Carpetanos, resistiéndose al dominio de las legiones romanas. Pero hasta el siglo XI no se puede considerar la fundación de LOZOHIA mediante una repoblación de tierra conquistada después de múltiples reyertas entre cristianos y musulmanes.

Este valle fue gestionado por la Sociedad de Quiñones dependiente del Concejo de Segovia, que obligaba a aquellos que se establecieran en ellas a fabricar casa y poseer caballo propio que valiera 200 maravedíes y sirviera para asir y portar lanza.

Estos quiñones de LOZOYA son los antecedentes de los actuales municipios del valle. Los recursos naturales eran bienes comunales administrados por unidades administrativas menores: los sexmos. El Sexmo de LOZOYA es una figura que continua en vigor, y es el Alcalde el sexmero o representante del mismo.

Hasta el siglo XIX la zona vivía de la explotación de sus recursos naturales (aprovechamiento de los pinares, fabricación de carbón de roble y productos ganaderos) además de un pequeño sector industrial: fábrica de papel, caleras de caliza, diversos molinos harineros, batanes y telares de lino.

El fin de siglo atrajo la atención de los pedagogos de la Institución Libre de Enseñanza quienes empezaron a divulgar los encantos de estos rincones como recurso educativo y patrimonio para el ocio, y la conservación.

Después, fueron la Real Sociedad Española de Alpinismo “Peñalara” y la “Generación del 27”, los que impulsaron y convirtieron el valle en importante centro de atracción para los madrileños y seña de identidad para la Sierra Norte.

NOTAS DE SUCESOS SINGULARES ACAECIDOS EN LOZOYA:

– JUAN PACHECO nació en LOZOYA.

– Boda de Juana la Beltraneja. Casamiento de la Princesa Doña Juana “la Beltraneja” con el Duque de Guinea -hermano de Luis XI de Francia.
– La peste de 1.599. La epidemia de fiebre entra en España, LOZOYA no deja de ser visitada por el “contagio de secas”, acabando con la vida de doscientas cincuenta personas. El seis de Agosto del año 1.600 como gratitud y en desagravio hacia Dios Nuestro Señor y Salvador, para que no volviese a repetirse otro azote tan atroz de peste, se hace un voto que entraña especial interés por significar el inicio de la tradición festiva del PATRONO DE LOZOYA: “EL SALVADOR”.
– Terremoto en el Valle del Lozoya, acaecido en 1.755.

LUGARES DE INTERÉS 

ROLLO:

rollo

En febrero de 2012 el rollo de Lozoya volvió a ocupar su sitio original en la calle Juan Martín, detrás del Ayuntamiento, después de muchos años olvidado en el cementerio viejo. En estos momentos estamos recopilando información sobre la historia y antigüedad de nuestro rollo, pero lo que sí podemos aportar es su utilidad y significado en general en la historia de España:

El rollo se levantaba en las ciudades que tenían la consideración de Villa. Su finalidad era avisar a los forasteros de que la ciudad tenía Alcalde y Juez propios para juzgar delitos en primera instancia.

En las villas existía la costumbre de sentarse en las gradas del rollo tanto para conversar con los vecinos como para realizar concejos o reuniones del pueblo. Los vecinos de mayor categoría social o política se sentaban en las gradas más altas.

Las picotas, que datan del siglo XIII, son columnas de piedra más o menos ornamentadas sobre las que se exponían, colgados de sus pinchos, los reos y las cabezas o cuerpos de los ajusticiados por la autoridad civil.

Hacia el siglo XV, aun siendo el rollo y la picota distintas en su origen, acabaron fundiéndose en un único monumento que cumplía las dos finalidades, como símbolo jurisdiccional y exposición y castigo de maleantes.

PUENTE CONGOSTO:

puente-congosto

Se halla emplazado junto a la carretera comarcal 604 en el Km. 11,800, aguas abajo del embalse de Pinilla, en un camino de tierra, hoy abandonado que va paralelo a la carretera actual y que conduce de Lozoya a Garganta de los Montes. Llamado también Puente Canto o Puente de la Horcajada, se levanta sobre una estrecha y profunda garganta en un entorno de gran belleza. Se trata de una construcción de mampostería muy tosca cimentada directamente sobre la roca, que representa una bóveda de medio punto de seis metros de luz. Los primeros datos que tenemos sobre este puente se remontan a época medieval.

PARROQUIA DE EL “SALVADOR”:

iglesia-nieve

La Iglesia Parroquial de El Salvador se encuentra situada en la zona norte del casco, en una plaza rectangular.
La construcción original de la Iglesia de LOZOYA fue máximo exponente del gótico y plateresco en toda esta sierra. El aspecto actual difiere mucho de aquél del siglo XVI, las remodelaciones forzadas comienzan en el XVIII -por un incendio, aunque un posible terremoto también pudiera ser la causa- y debieron continuarse al finalizar la Guerra.
Se trata de una construcción exenta, realizada a base de muros de carga de mampostería, enfoscados en blanco, con refuerzo de sillares de caliza en sus esquinas.
Su planta es de cruz latina, de tres naves -la central de mayor altura-, y capilla mayor poligonal. Dichas naves aparecen separadas por pilares sobre los que se apoyan arcos de medio punto, siendo apuntado, en cambio el arco triunfal.
Se cubren las naves con armadura de madera y el crucero y la capilla mayor con bóveda de crucería. En el interior destaca una puerta gótica, situada en el crucero, por la que se accede a la sacristía.
Los elementos más significantes que podemos ver son:
.- La Bóveda de Crucería de la capilla mayor, un púlpito situado a la derecha de la escalinata que accede al altar, la portada plateresca situada en el lado este -de tipo toledano, relacionada con la escuela Covarrubias, realizada en caliza-, los arcos, la ventana renacentista de la sacristía, y el retablo.

ANTIGUO CONVENTO:

convento

Se encuentra situado en la zona sur del casco, en una extensa manzana de forma irregular ocupada en su mayor parte por una huerta cercada con una tapia de mampostería. El edificio original fue construido en el siglo XVI por los Suárez de la Concha, señores de la villa. A finales del XVIII fue cedido a las Concepcionistas franciscanas, y en pocos años, pasó a manos privadas siendo convertido en fonda. Actualmente es vivienda.

AYUNTAMIENTO:

ayto

Data de 1.698, en sus orígenes fue caserón de la familia Contreras. El tercer Marqués lo donó al municipio para la instalación del concejo.

Adosada a la pared de cerramiento de la finca del convento vemos una bonita fuente de sillares graníticos con tres torres coronadas por gruesa bola.
La plaza mayor se ha empedrado con bloques graníticos de perfecta labra y corte que forman dibujo circular radial relleno de gorrón de río, junto con la colocación de farolas de estilo Fernandino dan un tinte rústico.

ERMITA DE NUESTRA SEÑORA DE LA FUENSANTA:

ermita
Constituida originalmente en el siglo XVIII, fue destruida durante la Guerra civil y reconstruida por la Dirección General de Regiones Devastadas. En ella se celebra una romería todos los años, el último fin de semana de mayo, a la que acuden los vecinos y otras gentes de la comarca.

Es de planta cuadrada construída en mampostería revocada con sillería vista en las esquinas como refuerzo. La cubierta es de pizarra, a cuatro aguas tanto en la ermita como en el pequeño campanario y a tres aguas en el pórtico de entrada, que se resuelve con un arco de medio punto con dovelas de sillería y que reposa sobre dos columnas cuadradas de piedra.
En la parte posterior de la Ermita existen barbacoas y bancos para disfrutar de una buena comida.

FUENTE DE LOS CUATRO CAÑOS:

4-canos

Recientemente restaurada, recibe su nombre de los cuatro surtidores agrupados en parejas en sendos poyetes por los que mana el agua que se acumula en un gran pilón rectangular de piedra y está fechada en 1791. Antiguamente daba nombre a la plaza, que era conocida como Plaza de la Fuente, hoy Plaza del Marqués de Lozoya.
Tradicionalmente fue empleada como abrevadero para el ganado de los vecinos del pueblo.

OTROS LUGARES:

Para aquellos que buscan otras alternativas, Lozoya cuenta con tres áreas de pic-nic situadas en plena naturaleza y de fácil acceso. Las tres se encuentran subiendo desde el pueblo por la carretera del puerto de Navafría y ofrecen la posibilidad de pasar un día disfrutando al aire libre. En todas ellas hay mesas, fuentes y contenedores.

.-Peña Alta: Caracterizada por encontrarse en ella una fuente insertada en roca de la que mana el mejor agua de todo Madrid.
.-El Mirador: Como su nombre indica, desde una gran explanada con una roca en el centro se puede ver todo el valle del Lozoya. Es una zona donde puedes disfrutar de barbacoas y punto de inicio de diferentes rutas.
.-Las lagunillas: Situada casi en lo alto del puerto de Navafría.

ENTORNO NATURAL

A tan sólo una hora de viaje desde Madrid, en el corazón de la Sierra de Guadarrama se encuentra el Valle de Lozoya, uno de los paisajes serranos más singulares de la Comunidad.
El valle se extiende a lo largo de casi 20 kilómetros en dirección suroeste-noreste, con una anchura variable, pequeña en sus extremos, máxima en el centro donde llega a alcanzar 5 km. Éste sería el único valle de la Sierra de Guadarrama que estrictamente merecería tal nombre: solo aquí se tiene la sensación de estar completamente rodeado de montañas que aíslan un espacio amable surcado por el río Lozoya, protagonista del paisaje la vida del valle.
Pero no se trata de un valle labrado por la acción del río, sino de un valle tectónico donde los elementos del relieve se han movido como las teclas de un piano. El valle por donde discurre el río y se asientan los núcleos de población -la tecla hundida, fosa tectónica o graven- queda enmarcado por dos masas montañosas, los Montes Carpetanos al norte y la Cuerda Larga y sierra de Canencia al sur, teclas elevadas o horsts.

Se trata de un valle alto, serrano, cuya altitud no baja de los 1100 m. Los desniveles del fondo respecto a las cumbres circundantes no bajan de los 1000 m.
En la actualidad el clima de la zona no puede calificarse de suave, ya que los inviernos son largos y fríos y los veranos cortos y sin temperaturas demasiado elevadas, las huellas geomorfológicas que han quedado en la zona atestiguan que, al menos durante el cuaternario, el frío fue aún más intenso. Nos referimos a los ejemplos de glaciarismo que orlan las cumbres montañosas que rodean el valle. Los más perfectos y desarrollados se hallan en los Montes Carpetanos. Circos, morrenas y lagunas glaciares permanecen como formas más evidentes de este tipo de modelado frío. El principal aparato glaciar de la zona es el conocido conjunto de Peñalara.
A las excepcionales características descritas hasta ahora, hay que añadir, referente al ámbito geológico: la persistencia de unos materiales calizos, datados como cretácicos, casi en el fondo del valle, prueba evidente de que el mar cubrió también esta zona.

VEGETACIÓN:

La zona baja del valle, hasta una cota aproximada de 1200 m, estaría ocupada por el encinar y las fresnedas. La encina vive bien en lugares secos y soleados, por lo que no es muy abundante en el valle. Los principales rodales de encinar los encontramos en las solanas, como ocurre en la ladera sur de el Chaparral, en Lozoya.

Por otro lado, los fresnos son árboles que necesitan una humedad grande en el subsuelo. Esta es la causa de que el fondo del valle estuviese ocupado por frondosas fresnedas, sin embargo, el terreno donde crecían los fresnos, al ser muy fértil, ha sido intensamente utilizado por los habitantes de la región. Así, tras talar buena parte de los árboles, se han obtenido pastos en los que los fresnos forman las lindes o salpican, adehesados, los pardos y huertas. El embalse ocupa actualmente una importante extensión de tierra antes ocupada por estos árboles.

El abandono de los pastos y de las huertas, da lugar al paso de los zarzales y de los juncales en las zonas más húmedas. Los olmos, árboles que habitualmente crecían junto a los fresnos, casi han desaparecido por la epidemia de grafiosis de los últimos años.
El siguiente piso de vegetación, tiene una mayor entidad que el anterior. Se trata de la franja de melojar -bosque de roble melojo- que se extiende entre los 1200 m. y los 1700m. de altitud de forma natural. Estos bosques frondosos y espesos, se mezclaban con acebos, abedules y tejos en lugares umbríos, hoy ocurre en muy pocos lugares.
La intervención del hombre ha alterado mucho la fisionomía espontánea del bosque melojar, por el ganado, por la obtención de leña y carbón vegetal, por las talas y por último, la más drástica de las modificaciones: la sustitución del melojar por repoblaciones y plantaciones de pino silvestre.

Cuando hay cauces de agua próximos, los melojares son sustituidos por sauces, arraclanes, álamos temblones y fresnos.

Cuando el robledal se degrada, aparecen las llamadas etapas de sustitución, formaciones vegetales con menos biomasa: el brezal, los cambronales, la retama, los helechos y el cantueso.
El siguiente piso que encontraríamos sería el correspondiente al pino silvestre, mezclado con el enebro rastrero. Estaría entre los 1700 m. y los 2100 m. Pero como acabamos de ver, los pinos se plantan hasta los 1400 m. con lo que su área actual es más extensa de la que le correspondería de forma natural. No es de extrañar que sea así: la explotación madederas una actividad con gran importancia económica en el valle. El pino ha arrebatado al melojo, y en estos lugares encontramos a menudo helechos comunes, especie típicamente indicadora de que el bosque original fue un melojar. Pero no siempre los pinos ganan terreno, el hombre los ha talado para obtener pastos de altura y para las instalaciones deportivas.

Según ascendemos hacia el límite superior del pinar iremos encontrando menos pinos, retorcidos por la acción del viento y la nieve, y más enebros rastreros y piornos serranos. Más arriba los pinos acaban por desaparecer y, después, también se dejan ver los arbustos. Estamos en los límites del último piso de vegetación de nuestra sierra: el cespedal de las cumbres, que se desarrolla en lugares donde las condiciones climáticas son durísimas, tapizando las cumbres situadas por encima de los 2100 m de altitud. Las especies más representativas son las gramíneas duras y poco jugosas: rompebarrigas y cervuno. El cespedal de las cumbres ha sido el piso vegetal menos alterado por la acción del hombre, salvo por el pastoreo de algunas reses los meses más cálidos del año.

La Naturaleza en Lozoya nos permite observar todo tipo de ambientes. Iniciando un paseo por el río Lozoya, por debajo del embalse encontramos la vegetación de ribera con los álamos temblones, sauces o fresnos, a veces en suaves praderas, en otras ocasiones en abruptas gargantas.
El siguiente estadio natural que encontramos, es el bosque de melojar o robles rebollos, con presencia de abedules y acebos.

Según nos elevamos, el pinar se adueña del paisaje; que cede su paso, en las altas cumbres, al piorno serrano, el enebro rastrero y más arriba a praderas de alta montaña. Además, en el Chaparral, hallamos el único Sabinar de la Comunidad de Madrid, vestigio de las épocas glaciares. La vida animal se reparte por todas estas áreas: desde las Cigüeñas, a las aves acuáticas del fondo del valle; a los piquituertos y carboneros garrapinos de los pinares; y por supuesto la recuperada presencia de buitres y otras aves rapaces. Dentro de los mamíferos se pueden encontrar nutrias, ardillas, jabalís o corzos.

El paisaje de Lozoya viene conformado desde tiempos muy antiguos, cuando los movimientos de tierra elevaron las cumbres de los montes Carpetanos, con fuertes desniveles entre los picos y el fondo del valle. En la actualidad, todavía se pueden apreciar los efectos de las glaciaciones del periodo cuaternario, en la zona del Pico del Nevero, donde la nieve aguanta hasta el verano.

La visión viene muy marcada por la moderna presencia del embalse, en cuyas aguas podemos apreciar con facilidad el reflejo de los montes que la rodean. Sus orillas sirven de lugar de paseo y encuentro, desde las cuales podemos apreciar desde los patos nadando a la estampa de caballos y vacas pastando en los prados.

Existe una gran red de arroyos y fuentes naturales, con un agua de muy alta calidad que ha hecho famosa ha esta localidad.

PISOS VEGETALES:

Encinas: en altitudes bajas, en dehesas en Madrid, hasta los 1000-1100 m en la Sierra. Dehesas para uso: ferias y ganado (pastoreo, sombra, protección de lluvias etc). Es uno de los paisajes más restauradores y gratos paisajísticamente.

Fresnos: Zonas más frescas que en la encina. Desde antiguamente usados para el ramoneo: quitar ramas, podarlos en verano por falta de pastos chapuceramente para que luego brote rápidamente, esto hace que se modelen y sean diferentes a la crecida natural. Usos: leña, carbón, ganadería.

Melojar-Robledal: (Tiercus Pirenaica), ocupa bastante extensión, 1000-1600 m de altitud, dependiendo de la orientación de la ladera. Es un piso alterado por su uso y por el siguiente piso: pinar. Usos: carboneo, pastoreo.

Bosques de Galería y de Ribera: A diferentes cotas de altitud y mezclados con los demás pisos encontramos bosques de galería, de ribera en los tramos altos, bajos, medios de los ríos y, dependiendo de la altitud tenemos: sauces, sarga, mimbre en cotas más o menos altas. En cotas más bajas encontramos: alisos, que enriquecen el suelo con nitrógeno y álamos, chopos (álamo Temblón autóctono de la zona) pero ninguno bien conservado.

Pinar Silvestre: 1400-1800 m de cota en el Sistema Central, pero se ha bajado y subido de altitud por las repoblaciones, en las cotas más altas se les denomina Pinos Retorcidos por su característica forma creada por el viento. En zonas de pinos jóvenes podemos ver: pinar bajo y denso para favorecer las condiciones del microclima (vivero). Hay que hacer sacas para que sobrevivan algunos. Se mezclan con Helechos.

Piornal: matorral de altura: arbustivas de leguminosa: modelado muy almohadillado como protección frente a la climatología (Enebro Rastrero).

Pastizales de alta Montaña: Uso ganadero. Principales: granídeas (cestuca o Rompebarrigas y Nardus Stricta).

Líquenes: en la mayor altitud (Peñalara), encontramos la Drosera, planta carnívora.

ÁRBOLES SINGULARES EN LOZOYA:

-Abeto del Cáucaso de Peña Alta: (Abies Nordmanniana): en el margen derecho del acceso a la zona recreativa de Peña Alta Km 6.900 de la ctra. M- 637, su edad se cifra en 100 años
-Abeto rojo de la Cebedilla I y II: (Picea Abies)a la altura del Km 9.300 de la ctra M-637,por un camino que sale a la izquierda a menos de 1 Km se encuentra el antiguo vivero de la Cebedilla.
-Abeto Douglas de la Cebedilla I y II: (Pseudotsuga Menzies)a la altura del Km 9.300 de la ctra M-637,por un camino que sale a la izquierda a menos de 1 Km se encuentra el antiguo vivero de la Cebedilla.

-Ciprés de Lawson de la Cebedilla: (Chamaecyparis Lawsoniana) a la altura del Km 9.300 de la ctra M-637,por un camino que sale a la izquierda a menos de 1 Km se encuentra el antiguo vivero de la Cebedilla. Dos ejemplares junto a los abetos antes mencionados y otro en el Km 8
-Ciprés de Lawson de la Curva del Puente: (Chamaecyparis Lawsoniana) subiendo por la M-637, a la altura del Km. 8, a la izquierda, por el camino que lleva a la majada “Los Cardos”, antes de llegar al Arroyo Navarejo.

-Enebro: (Juniperus Oxicedrus) Muy abundante en los Canalizos, en la Umbría, subida al Chaparral. El más singular es de Miera, y se ubica sobre un roquedo, edad cercana a los 350 años.

-Sabina Albar: (Juniperus Thurifera) Aquí en el municipio, en la zona denominada la Solana, en el cerro El Chaparral, existe un enclave muy singular, donde forma masa arbórea mezclada con enebros de la Miera y encinas. Es donde se encuentran las sabinas de mayor talla y longevidad de la Comunidad de Madrid, la mayor tiene una edad aproximada de 260 años.
-Rebollo de la Maleza: (Quercus Pyrenaica) subiendo por la ctra, de la Fuensanta tomamos el camino que sale en la Curva de la Paloma hasta haber recorrido unos 4,8 Km. A la derecha sale una trocha por la que bajaremos unos 80 m y a la derecha a unos 10 m le veremos. En el paraje La Maleza.
-Nogal: (Juglans Regia) son varios los ejemplares significativos en el pueblo, en especial, citaremos dos en la calle Norte y uno en la Ctra. de la Fuensanta, frente a los lavaderos públicos (ahora Casa de Cultura), pasan de los 100 años.

-Tejo: en la Fuente de los Claveles.

-Pino de Lord Weymouth: (Pinus Strobus) en el antiguo vivero forestal de la Cebedilla, dentro de la masa de coníferas exóticas. A la altura del Km 9.300 de la ctra M-637,por un camino que sale a la izquierda a menos de 1 Km se encuentra el antiguo vivero de la Cebedilla.

FAUNA DE LA ZONA:

La notable diversidad de ambientes que, en general, caracteriza a las zonas de montaña, unida al buen estado de conservación de la mayoría de los paisajes del valle, favorecen la existencia de una fauna rica y variada.

En las zonas altas, donde las praderas alpinas y el piornal alternan con las áreas en roca viva, la fauna presenta un comportamiento claramente estacional. En el invierno una espesa capa de nieve cubre las cumbres, limitando la vida animal; sin embargo, también podemos descubrir sobre las cuerdas la silueta del buitre leonado, mientras las ruidosas chovas piquirrojas vuelan junto a los cantiles de Peñalara y los Claveles. Tras el deshielo, el canto del acentor común inunda el piornal, los anfibios evolucionan junto a las pozas y la lagartija serrana se solea entre las piedras.

En el pinar van y vienen buscando alimento multitud de pájaros forestales, como el carbonero garrapinos, el herrerillo capuchino, el trepador azul o el piquituerto. Aquí y allá aparecen restos de piñas comidas por las ardillas rojas. En las zonas más apartadas tiene uno de sus últimos refugios el escaso buitre negro.

En los densos cambronales abunda el jabalí, favorecido por la ausencia de predadores naturales. A la noche, en el melojar, puede oírse el lúgubre canto del cárabo y sorprender al erizo o al zorro en sus correrías. Más difícil resulta percibir a la gineta, que se esconde en las oquedades del arbolado cuando asoma el día.

En las zonas húmedas del fondo del valle se encuentran con facilidad, a finales del invierno, la salamandra y el tritón jaspeado. En el río, el mirlo acuático y la lavandera cascadeña habrán de vigilar con atención las excursiones del visón americano, un recién llegado que puede causar problemas en el equilibrio de la vida fluvial.

La entrañable cigüeña ocupa cada año sus nidos en los fresnos que salpican los prados. Aquí los setos son refugio para una fauna variada entre las que destacan las mariposas, pequeños mamíferos y pajarillos. En los pueblos cercanos no falta el potente canto de los estorninos y, cada primavera, el vuelo fácil de las golondrinas.

La descripción exhaustiva de la vida animal del valle, está fuera de lugar en esta breve caracterización de la comarca. Sin duda el lector, una vez convertido en caminante atento y observador, podrá enriquecer con sus experiencias la breve relación que se ofrece en estas líneas.

AVES ACUATICAS: 
-Zarcero Común: con dorso verdoso y alas y parte inferior amarillento.
-Somormujo Lavanco: con plumaje pardo-grisáceo en la parte superior y blanco brillante en la inferior.
-Zampullín Chino: similar al somormujo pero de menor tamaño.
-Ánade Friso: gris con pequeñas variaciones y vientre blanco.
-Andarríos Chico: pardo oliváceo al dorso y blanco en el inferior.
-Lavandera Blanca: plumaje en blanco y negro, dorso gris, inferior blanco y pecho negro.
-Lavandera Cascadeña: pecho amarillo y dorso gris azulado.
-Martín Pescador: coloración vistosa.
-Mirlo Acuático: pardo oscuro con garganta y pecho blanco,.
-Garza Real: plumaje gris blancuzco y alas y penacho negros.
-Cigüeña Común: pluma blanca menos en las alas que son negras, patas rojas.

AVES INSECTIVORAS: 
– Abubilla: de color pardo claro el cuerpo y la cabeza y
alas y cola negras con una banda blanca.
-Curraca: plumaje azul con espalda canela.
-Curruca Mirlona: plumaje gris y garganta blanca.
-Curruca Cascarreña: difiere de la mirlona por tener su parte inferior rosada, casi anaranjada.
-Curruca Tomillera: plumaje oscuro.
-Agateador Común: dorso pardo, vientre blanquecino y lados parduscos.
-Mito: lados rosados claros, cabeza blanca, cola negra bordeada de blanco.

AVES FITOSAS:
-Tórtola: tiene plumaje de tonalidad plúmea terrosa.
-Paloma Torcaz: librea homogénea en gris azulado con irisaciones verdes y púrpuras en cuello.
-Gorrión : plumaje gris.
-Gorrión Moruno: se diferencia del común por la pluma de la cabeza, en éste es castaña.

AVES CORVIDAS:
-Rabilargo: cuerpo pardo, capirote negro, alas y cola azules.
-Arrendajo: cuerpo rosado, garganta blanca, cola negra y alas negras manchadas en blanco y azul.

AVES FRINGÍLIDAS:
-Picogordo: plumaje pardo.
-Zorzal: plumaje tono grisáceo.
-Picopicapinos: de dorso negro manchado en blanco, y vientre blanco manchado al final de rojo.
-Carbonero: plumaje oscuro.
-Piquituerto: el macho rojo, la hembra verde oliva.

AVES RAPACES NOCTURNAS:
-Autillo: color grisáceo marmóreo, búho en miniatura.
-Mochuelo Común: plumaje pardo moteado en blanco.

AVES CAZADORAS:
-Milano Negro: plumaje pardo negruzco homogéneo.
-Águila calzada: más pequeña que el águila Imperial, plumaje pardo-achocolatado.
-Águila Imperial: desapareció de la zona.
-Águila Real: aún habita en las más altas cumbres.
-Buitre Leonado: nidifica en roaquedos, es sociable, de plumaje oscuro y cuello blanco.

OTRAS AVES:
-Estornino
-Garza Real
-Golondrina
-Lavandera Alba y Cascadeña
-Pinzón

MAMÍFEROS:
-Ardilla Roja (Sciurus vulgaris)
-Erizo (Erinaceus europaeus)
-Gineta (Genetta Genetta).
-Jabalí (sus scrofa)
-Zorro (Vulpes vulpes)
-Visón americano (mustela visón)
-Turón (mustela putorius)
-Corzo (capreolus capreolus)
-Gamo o ciervo
-Conejos y liebres
-Liron Careto (Eliomys quercinus)
-Comadreja (mustela nivalis)
-Nutria (lutra lutra)
-Ratón de Campo (Apodemus Sylvaticus)
-Murciélago Común (Pipistrellus pipistrellus)
-Gato Montés

REPTILES:
-Tritón Jaspeado (Tritorus Marmoratus)
-Salamandra (Salamandra Salamandra)
-Lagartija Serrana(Lacerta Monticola)
-Culebra de collar (Natrix natrix)
-Lagarto Verdinegro (Lacerta Schreiberi)
-Lagartija Roqueda (Podarcis Muralis)
-Lagartija Ibérica (Podarcis Hispánica)

ANFIBIOS:
-Rana Patilarga(Ibérica)
-Rana de San Juan
-Sapo común (Bufo Bufo)
-Sapo Partero

INSECTOS:

-Mariposas: aproximadamente 100 especies, entre ellas: la Isabelina (Graellsia Isabelae) y el Pavón Diurno (Parnassius Apollo).
-Libélula Cernícalo(Cordulegaster Boltonii)
-Mantis Religiosa

PECES:
-Cacho: carnívoro de escamas de reflejos grises y azulados.
-Bermejuela: lomo verduzco con manchas rojas.
-Trucha.
-Barbo: color carmelitano y bigotudo.
-Comilleja: piel manchada.
-Pardilla:.
-Carpa.
-Tenca.
-Carpín.
-Percasol: destructivo.
-Gobios.

 

VIENTOS:

En la Sierra predomina el viento procedente del Norte o del Noroeste, por lo tanto más húmedo y frío que el de la Comunidad de Madrid. Estos vientos N/NO crean un microclima muy especial al ir elevándose por la barrera montañosa (Montes Carpetanos 1800 m de altitud), enfriándose aproximadamente un grado centígrado cada 100 m de elevación, creando una climatología más fría. Por lo tanto: mayor humedad, mayor frío y creación en el Valle de escarchas, nieblas…etc.

IMPACTO MEDIOAMBIENTAL:

Creemos que es importante recordar e insistir sobre el problema de Impacto Medioambiental que conlleva la realización de rutas de senderismo; siempre hay que destacar esta información en lugares donde los visitantes puedan acceder a ella, concienciándolos de este problema; por lo tanto, incluiremos unas breves recomendaciones a seguir a la hora de visitar el entorno.

A continuación enumeramos una serie de posibles efectos que crearía el senderismo en el entorno :

  1. A) Acciones Indirectas:

-Compactación del Terreno: por la acción de estar usando una zona como camino a seguir, llegamos a crear pequeños senderos que antes no existían, haciendo que en éste punto no crezcan las especies que antes existían.

-Fauna: al realizar alguna senda, creamos ruidos y tenemos unos olores diferentes que los animales detectan, por lo que hacemos que huyan de su zona. Por lo que, a menos ruido, menos especies dispersadas.

-Recolección: por la acción repetida de recoger piedras, hojas, fósiles…etc, hacemos que todo aquello que nos llevamos termine desapareciendo, y creamos una pérdida de interés en la ruta, por lo que es recomendable, que los visitantes en vez de coger las hojas de los árboles cojan las ya caídas en el suelo, no movilizar ninguna piedra ni troncos y usar un cuaderno para ir dibujando estos elementos.

-Movimiento de piedras y troncos: conlleva dos riesgos: primero, peligro para los visitantes, ya que, debajo de estas piedras y troncos pueden existir animales peligrosos (picaduras), segundo, porque se altera la vida animal existente.

-Residuos: todo aquello que los visitantes tiran consciente e inconscientemente:
. Residuos Orgánicos: comida: es recomendable no hacer para no potenciar que los demás visitantes lo hagan y para no cambiar los hábitos alimenticios de las especies animales existentes.
. Residuos Inorgánicos: plásticos, colillas…etc. Son residuos que permanecen inalterables durante grandes períodos de tiempo, contaminantes y peligrosos para los animales.
. Residuos Biodegradables: tardan poco en perderse de vista: cáscaras de frutas, papeles…etc. El problema lo hallamos sobre todo en las cáscaras de estas frutas, ya que están tratadas con barnices para adornarlas y éstos son tóxicos para los animales.

-Caza fotográfica: es importante no modificar el paisaje por la colocación de por ejemplo: nidos, ramas arrancadas,.. etc, para realizar una foto mejor, es un error. En poco tiempo si todos los visitantes lo hacen, existiría un modificación del medio natural muy importante.
-Respeto: respetar a la gente del lugar, y en especial, a las costumbres del pueblo: como ejemplo: si vamos por un sendero y llegamos a un zarzo que está cerrado, abrirlo y cruzarlo, pero volver a cerrarlo y al término de la ruta, si el grupo se acerca al pueblo a tomar un refresco, no avasallar, respetar a los vecinos del pueblo.

SUGERENCIAS

– Sé respetuoso con tu vehículo y apárcalo en lugares adecuados.

Recuerda que no está permitido circular fuera de las carreteras.

– No cortes plantas ni te lleves flores.

– Evita hablar en voz alta, puedes asustar a los animales.

– No ensucies el bosque, no olvides tu basura en el campo, hay contenedores adecuados para dejarla.
– No fumes. Cuídate y cuida tu bosque.

 TELÉFONOS DE INTERÉS:

.- GUARDIA CIVIL: (062) 91.869.10.71. (RASCAFRÍA).

.- MEDIO AMBIENTE: 900.18.16.28.
.- BOMBEROS C.A.M. LOZOYUELA: (085) 91.869.13.39.
.- CRUZ ROJA: (URGENCIAS) 91.522.22.22.
.- PROTECCIÓN CIVIL: 91.537.17.00

– EMERGENCIAS: 112 (Funcionamiento por satélite, inclusive sin cobertura)

Cuida el medio ambiente que te rodea, todo tiene una razón de ser y estar.

Cigarrillos, cerillas o barbacoas pueden causar graves incendios.

Sé respetuoso con tu vehículo y apárcalo en lugares adecuados. Recuerda que no está permitido circular fuera de las carreteras.

No está permitido acampar ni hacer fuego.

No olvides tu basura en el campo, hay contenedores adecuados para dejarla.

Y RECUERDA, si caminas en silencio podrás descubrir la fauna silvestre que habita en este medio.